fbpx

“Amor a primera vista a 5 metros de tela, mi primer acercamiento a un portabebés”

 

Hace ya casi 5 años que tuve la dicha de ser madre por segunda vez.

El embarazo de la Agustina fue maravilloso, lleno de cambios, nuevas experiencias, relajado, inspirador, más madura y con ganas de aprender nuevas cosas, nuevos conocimientos.

En uno de mis controles del embarazo en la clínica vi una mamá con un portabebés de tela larga. Me di vuelta a mirarla y dije: aaaaa quiero ese portabebés, quiero estar pegadita con mi bebé (yo había usado colgona con la Dey) por lo que era una nueva experiencia para mí.

Como ya estaban los tiempos mas modernos que cuando nació mi hija mayor 11 años atrás…

Comencé a buscar información en “San Google” sobre portabebés, crianza, maternidad, etc., (creo que nos pasa a todas las embarazadas). Me leí todos los blog, revistas, fui a todo taller que me parecía interesante, en fin. Hasta que encontré una pagina que hablaban de los portabebés, recién supe que era ergonómico. Para mí, ese era el nombre, no conocía de fulares, bandoleras, mochilas, mei tai, etc. Así comenzó mi búsqueda por el supuesto “Portabebés ergonómico” hasta que encontré una tienda en internet y llame por teléfono preguntado.

–¿Aló, tienen portabebés ergonómicos? – pregunté.

–¡Hola! –responden con un tono un poco pesado.

–¿Qué portabebés ergonómicos busca?

–Yo, toda ignorante sin saber le digo: el de telas largas.

–Al otro lado del teléfono responde: ¿es que todos tienen telas largas?

–Yo al otro lado del teléfono entre molesta por el tono, entendiendo que estaba recién parida, puérpera, poco tolerante… solo atine a cortar.

En ese instante se me ocurrió comenzar a buscar, pero esta vez usando Facebook. Me metí a cuanto grupo de maternidad encontraba. En uno de esos grupos conocí a mi gran querida Kathy, creadora de la tienda Portabebés Portando Amor. Ahí llegue a la gloria, por fin encontraba la tela larga que necesitaba para estar pegadita a mi bebé. Conocí el fular.

Un fular es una tela larga de 5 metros de largo por 70 de ancho aproximadamente. Se ocupa través de nudos. Su uso puede ser adelante a la cadera o a la espalda. De los portabebés ergonómicos es uno de los más versátiles. Pueden encontrar rígidos o elásticos. (más abajo les dejo un post  sobre el fular, para no desviarme del tema jajja) 

Fue maravilloso poder estar con mi pequeña piel con piel cada segundo que ella lo necesitaba. Si bien mi Agustina era una bebé muy tranquila, el fular nos servía en aquellos momentos que necesitaba cocinar, planchar o simplemente trabajar mientras ella amamantaba.

Bueno de la mano del fular, llegó a mi vida Kathy, mi amiga, mi socia, mi confidente, mi paño de lagrimas jaja y junto a ella un grupo de mujeres potentes y hermosas que han acompañado mi maternidad. (Ya les contaré más de ellas)

En fin, esta es mi historia de amor a primera vista a 5 metros de tela, 5 metros que ayudaron a esta puérpera contener los brazos de mi pequeña y sentir su aliento y sus latidos del corazón.

Ya les estaré contando una nueva aventura de mi loca vida maternal…

¿Qué tal su experiencia? ¿Cómo fue tu primer acercamiento a un portabebés? Nos gustaría conocer tu experiencia. 

 

 

Quizás te interesa leer sobre: 

 ¿Qué es un fular y cuáles son las ventajas de su uso?

 

Compartir

You Might Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *