fbpx

La cesta de los tesoros, un juego para explorar y aprender.

Foto 1
Las cestas o canastos de tesoros, son una propuesta inspiradas en la metodología Montessori, ideales para niños/as pequeños de 6 meses en adelante, o bien  cuando puedan sentarse solo sin ayuda.

Este juego intenta aprovechar el innato deseo de conocer y descubrir el mundo que tienen los bebés, es una actividad de manipulación y exploración, por lo tanto aquí la finalidad es que tu pequeño tenga total libertad para tocar, sentir, probar y experimentar favoreciendo la estimulación sensorial.

Esta propuesta es fácil de realizar, ya que la mayoría de los objetos están en casa y a nuestro alcance.

La cesta, es un canasto, donde se incorporan distintos elementos, variados en tamaños, colores, texturas, formas y aromas.

Es importante escoger un canasto o en su defecto una caja de cartón que permita el fácil acceso y la visibilidad de  los objetos. Esto es significativo ya que buscamos  despertar la curiosidad y llamar la atención de nuestro explorador.

¿Qué necesitamos para prepararlas?

En las cestas podemos incorporar diferentes artículos, como elementos naturales que ofrecen mayor información sensorial,  como también  se pueden preparar acerca de una  temática, por ejemplo objetos de  cocina,  de uso diario,  agrupar por color,  formas o texturas esto ayudará a tu bebé hacer pequeñas relaciones mentales.

Es importante que los objetos que escojas sean seguros, no contengan piezas pequeñas o bordes afilados, esto es necesario para que pueda llevarse sin peligro los objetos a la boca, recuerda que es su principal órgano para explorar y esta exploración es enriquecedora para establecer nuevas conexiones neuronales.

En cuanto al ambiente, este debe ser un lugar cómodo, preferentemente sobre una alfombra o mantita de color neutro para no distraer.

Otro punto a considerar, es la edad y las preferencias que tienen nuestros hijos, ello nos orientará en la selección y la rotación de los objetos, cuando notes desinterés es momento de cambiar.

Aquí comparto algunas ideas de materiales para las cestas.

Foto 2 (1)

Benéficos para el bebé explorador

Es un juego entretenido y llamativo, en él tú pequeño tiene la libertad de actuar sobre los elementos,  a su propio ritmo, favoreciendo su autonomía,  además permite ejercitar el agarre de los objetos, potenciando el desarrollo de motricidad fina, coordinación viso-motriz (ojo – mano), fomenta la concentración.

Con este juego sensorial tu pequeño podrá estimular todos sus sentidos y como madre te deleitaras con cada descubrimiento.

¡Nos vemos el próximo jueves con una nueva propuesta para aprender jugando!

Camila Melin, Mamá Educadora

 Encuentra más ideas y juegos en Instagram: @mama.educadora

 

 

You Might Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *