fbpx

Masaje en las distintas etapas del desarrollo.

masaje en las distintas etapas del desrrrollo

 

Hoy les quiero contar sobre el masaje en distintas etapas del desarrollo.

El masaje es muy fácil aplicarlo a los bebés cuando no se mueven y son pequeñitos. Pero ya cuando comienzan a gatear activamente, caminan o ya son grandes se vuelve un poco complejo seguir la rutina completa. Pero no por esto, tenemos que dejar de  realizar un  rico masajito, disfrutar del juego y el  tiempo de conexión.

Cuando nuestro bebés comienza a gatear a moverse con mayor entusiasmo. Antes de realizar el masaje ten en cuenta el estado de comportamiento y observa cual es el mejor momento para realizar el masaje.

Realiza el masaje en la parte del cuerpo que más le guste, puedes incorporar rimas, canciones e incluso algún juguete favorito. Invítalo a contar historias que involucren su imaginación.

Cuando ya comienza a caminar, después de un día de mucha actividad pueden usar el masaje como rutina para que se relaje antes de dormir. También puedes incorporar su cuento o historia  favorita.

Ahora que esta más grande puedes considerar su opinión y preguntarle en que parte del cuerpo quiere recibir el masaje…

En fin hay muchas formas de variar e ir incorporando el juego y el masaje. 

Les quiero,  compartir un masajito que siempre hacemos con los niños y les encanta. Se llama “Hacer pizza”

Comenzamos  ‘amasando’ el cuerpo, pasamos las manos suavemente por todo el cuerpo y les pregunto  ¿Está todo bien amasado? Ellos siempre dicen que no jajaja  así vamos amasando la piernas, guatita, brazos, cabeza, dedos…

Luego  que amasamos la masa (cuerpo) le dices que vas a estirar la masa, hacemos un movimiento suave en  las piernas desde la ingle al tobillo, lo hacemos en cada pierna, luego vamos del del hombro hacia los brazos.

Después le  agregamos los ingredientes, una base de tomate y con las manos abiertas, hace un masaje   por todo el cuerpo. Luego así ingrediente por ingrediente,  cebolla, dando suaves apretoncitos , salame, y así seguimos con todo lo que se les ocurra. Por acá les gusta con muchas variedades jajaja

La idea es convertir la hora del masaje en un minutos de juego.

Además la presión suave por el cuerpo del niño/a reduce los niveles de cortisol (hormona del estrés) y potencia la producción de endorfinas en el cerebro.  Además que no solo tiene beneficios en los físico sino que también en lo emocional. Está demostrado que los pequeños que reciben masajes crecen sintiéndose muy queridos y desarrollan más confianza en sí mismos.

Si te gustó este post guárdalo y comparte con quien creas que le pueda interesar.

 

 

Texto propio
Foto sacada de la web 🙂

You Might Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *