Adivina Cuánto te quiero

 

“A veces, cuando queremos a alguien mucho, mucho, intentamos encontrar el modo de describir el tamaño de nuestros sentimientos. Pero como nos muestra esta maravillosa historia, el amor no es algo fácil de medir”

Este cuento es muy tierno y lleno de cariño, ideal para contarle a nuestros pequeños y así explicarles que el amor que sentimos había ellos es infinito y que es muy complicado cuantificarlo o calificarlo. Nos ayuda a expresar amor y crear un vínculo aún más grande con ellos.

Un poquito de la historia:

Era la hora de dormir. La liebre pequeña color de avellana se agarraba fuertemente a las orejas de la gran liebre color de avellana.

Quería estar segura de que la liebre grande la escuchaba. “Adivina cuánto te quiero”, le dijo.

“¡Uf”, no creo que pueda adivinarlo!”, contestó la liebre grande.adivina-cuanto-te-quiero-desplegable-int2eng-kokinos

La liebre pequeña indicará con gestos hasta qué punto quiere a la liebre grande: abriendo los brazos todo lo que puede, o estirándolos hacia arriba el máximo. Por la liebre grande siempre le contestará con más amor, porque al ser más grande sus gestos también lo son.

“Y yo te quiero hasta aquí arriba” contestó la liebre grande.

“¡Qué alto…! ¡Ojalá yo tuviese brazos tan largos!”, pensó la liebre pequeña. 

El video:

 

Fabricando nuestra máscara:

Materiales:

  • Plato de cartón
  • Cartulina para las orejas
  • Plumones
    de colores
  • Pegamento
  • Tijeras

Marcar unas largas orejas en cartulina, luego pegarlas al plato. Con marcador pintar el bigote y una nariz pequeña.

Con lápiz grafito marcar unos ojos grandes, luego recortar.

Hacer unos orificios a cada lado para poner elástico y listo tenemos nuestra máscara.

 

Descarga una lámina para hacer otra máscara   → acá

Expresando sentimientos

La liebre pequeña desea mostrar a la liebre grande cuánto le quiere. Las liebres van descubriendo diferentes formas de medir su amor, pero los sentimientos no son una cosa fácil de medir. Anita Jeram expresa a través de sus dibujos toda la ternura de la historia. Una forma de expresar sentimientos es también a través de la expresión plástica, tanto la música, como la pintura. Los colores pueden ser la expresión del estado en que nos encontramos.

Podemos pedirles a los niños y niñas que dibujen su cara, pero con distintos estados emocionales: alegría, tristeza, sorpresa, temor y vergüenza, y que pinten de un color distinto cada una de esas emociones. Después, les podemos pedir que  nos expliquen y describan su dibujo.

 

Laminas para colorear del cuento

Lámina 1

Lámina 2

Lámina 3

 Captura de pantalla 2016-08-07 22.32.21

Ficha del libro

Autor: Sam McBratney

Ilustrador: Anita Jeram

Editorial: Kókinos.

ISBN: 9788492750436

Edad recomendada:2+

Cuéntanos si te gustó! Nos vemos el próximo lunes con el cuento de la semana 🙂

Porque jugando también se aprende!

fondo

You Might Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *