¿Desde cuándo leer?

vínculo

Este es quizá una pregunta que los adultos se hacen frecuentemente a la hora de ofrecer un libro a niños y niñas y por qué no a bebés. De hecho, muchas clientas y amigas me lo han preguntado.

Vamos un poco hacia atrás…  un bebé en el vientre materno. La madre le habla, el padre le habla, el hermano mayor también le habla y probablemente esos sonidos abstractos aún no es capaz de comprender que le están diciendo. Sin embargo, esos sonidos llegan a ese bebé como un flujo de afectos, de apego, de cariño y cuidado. Como también llegarán a ese bebé los sonidos de la violencia, sensación tristeza, tampoco lo comprenderá sin embargo percibirá el maltrato la indiferencia y la ausencia.

Los bebés estimulados desde el vientre materno presentan variados beneficios según numerosos estudios científicos.

El doctor Thomas R. Verny, autor de La vida secreta del niño antes de nacer y fundador de la Asociación de Psicología Pre y Perinatal de Norteamérica.  Quién ha corroborado que tienen capacidad de aprendizaje mayor, duermen mejor, están más tranquilos y muestran al nacer una mayor capacidad para calmarse cuando oyen sonidos que les resultan familiares de su paso por el útero materno.

¿Entonces por que no leer durante la gestación?

A partir de la semana 23 de gestación, el oído del bebé está completamente formado, por lo que podrá percibir los sonidos que vienen desde fuera de la panza de mamá.  Empieza a ser capaz de captar sonidos intrauterinos como los latidos del corazón de la madre, los sonidos respiratorios.

La voz que percibirá con mayor intensidad será la de su madre ya que resonará dentro del cuerpo de ella misma generando unas vibraciones cercanas e inconfundibles para el bebé.

Además, podemos afirmar que después del nacimiento, el bebé recuerda los estímulos sonoros percibidos durante la gestación, por eso es importante que la madre se relacione verbalmente con su hijo durante el embarazo.

En este tiempo de lectura entre mamá y bebé creamos vínculos y comunicación con el bebé a través de la lectura.  Les queremos transmitir que ya forma parte de la familia, que nos importa, que lo queremos y que disfrutamos compartiendo nuestro tiempo junto a él o ella.

Por lo que puedes leer un cuento que te agrade para compartir y transmitirle calma, amor y disfrute a tu bebé. También puedes considerar que el texto sea sencillo, rimado y con cierta musicalidad para ayudar a que el bebé lo escuche mejor.

Luego cuando nazca es importante continuar con este hábito de lectura donde poco a poco irá asociando este tiempo de vínculo al placer por la lectura.

Simplemente, a lectura desde la gestación es una hermosa instancia de conexión y amor!

¿Cuéntame que libro le leíste a tu bebe en la pancita?

Etiqueta a una amiga que este embarazada 🤰🏻❤️

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Qué genial que estés acá... Cuéntame ¿Cómo puedo ayudarte?