Hoy recomiendo: “Cuentos clásicos rimados”

Una y otra vez el lobo abrió su bocota para comerse a tres chanchitos y a caperucita roja. Un emperador creyó ver lentejuelas en inexistentes telas, cenicienta dejó de limpiar y prefirió irse a bailar! La bella durmiente se despertó, su pesadilla acabó, y ese patito se despertó, su pesadilla acabó; y ese patito se sintió bello cuando en el lago vió su reflejo, sólo por una arveja, no durmió bien la princesa , sin dudas pertenecía a la realeza, con su canto un ruiseñor conmovió al emperador, quien más tarde lo encerró, eso sí que fué un error. Estas clásicas historias quedarán por siempre grabadas en sus memorias!

En este libro se cuentan, en forma rimada y humorística, las historias de diferentes personajes clásicos. En el encontraremos «El ruiseñor», «Caperucita», «Los tres chanchitos», «El traje del emperador», «Cenicienta», «La bella durmiente», «Hansel y gretel», «Ricitos de oro», «La princesa y el guisante» y «El patito feo», entre otros protagonistas, desfilan por estas entretenidas páginas.

Un libro con ilustraciones muy coloridas que acompañan cada página y texto. Escrito por Florencia Esses e ilustrado por Bela Oviedo.

Te invito a escuchar el cuento de hoy

Actividad

Y como hoy es martes de cuentos y tenemos un cuento rimado, el del Ruiseñor amado.

¿A quién no le gustan las bellas melodías cantadas por los pajaritos? Esta es la historia del emperador y su ruiseñor, que su lindo canto apreciaba sin ton ni son.

Esta linda historia del Ruiseñor, es aún más bonita, ya que va con una linda rima escrita.

Si no la han escuchado, vaya a la cuenta de @flordelunamaternidad para quedar encantados.

En @buencrecer encontraran la reseña de este lindo cuento, por si desean aprender, es de la editorial @Albatros, la misma de los cuentos que les hemos mostrado hace un rato.

¿Se dieron cuenta que está todo escrito en rimas?

Las rimas son maravillosas, ya que estimulan nuestro vocabulario, nuestro poder de lógica y creatividad, por lo demás es un mundo maravilloso y hay muchas rimas para aprender.

Como les conté esta es la historia del Ruiseñor, y como en esta casa nos encantan los cantos de los pajaritos, hicimos nuevamente un comedero para que ellos puedan venir a comer y nosotros disfrutar de su presencia, y si tenemos tanta suerte como el emperador del cuento, escuchar sus lindas melodías.

Para esta actividad necesitas:

Una naranja o limón

Semillitas para pajaritos, nosotros usamos avena, linaza, sésamo, maíz chancado , entre otros.

Pita o cordel para colgar

Una tijera o cuchillo

Una cuchara

Primero cortamos la naranja, y con la ayuda de la cuchara vaciamos todo el contenido.

Con la ayuda de un cuchillo o tijera, hacemos dos orificios y pasamos un cordelito.

Ahora dejamos secar, y luego agregamos las semillitas para los pajaritos y colgamos en lo alto de un árbol, y a esperar que nuestros visitantes nos vengan a cantar.

¿Se animan? Ahora que comienzan los días con más sol y mejor clima, de seguro las visitas de los pajaritos serán mucho más frecuentes.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Autor: Florencia Esses
Ilustración por Bela OviedoEditorial AlbatrosISBN: 9789502415017
Formato: Tapa blanda,
Medidas 21 x 21
32 páginas
Edad recomendada 4 +

 

Reseña por: Paula Barahona, @buencrecer

Video por Millaray Muñoz @flordeluna.maternidad

Actividad de: @playinkapa

¡Feliz lectura! Nos vemos el próximo martes con un nuevo cuento.

Nos gusta saber tu opinión. ¿Nos dejas un comentario?

Si te gusta ¡compártelo!

× ¡Hola! ¿Cómo puedo ayudarte?